Tu Hogar

Las 7 mejores frases de mamá que nos enseñaron de finanzas

Muchos de los aprendizajes que obtuvimos sobre el dinero provienen de nuestras madres. Tal vez no todos fueron unos buenos, pero incluso de ellos aprendimos algo.

Ellas nos enseñan de la mejor manera posible, justo como lo hacen todas las mamás.

Uno de sus métodos de enseñanza son las frases o refranes. Aunque cuando éramos niños nos parecían regaños un tanto exagerados, servían muy bien como grandes lecciones de finanzas.

Aquí algunos de ellos.

El dinero no crece en árboles

Seguro que cuando le pedías dinero extra para comprar dulces o para ir con tus amiguitos, tu mamá te decía esta frase.

Ella sabía que para conseguir dinero se necesitaba de mucho esfuerzo, y si gastaba de más, ese presupuesto disminuiría, por lo que tenía que controlar gastos y tener que establecer prioridades financieras.

¿Crees que soy banco?

Esta frase aplica también a la lección previa. Haciendo hincapié a que las mamás no tienen todo el dinero disponible para lo que se te antoje.

Nuestras progenitoras querían formar una disciplina para evitar comprar innecesarias y aprendiéramos que una compra es una recompensa que se gana después de generar dinero.

¿Crees que me regalan la comida?

La frase es el estandarte del ahorro. Seguro te la dijeron cuando te negaste a comer algún platillo o simplemente olvidabas comer tu almuerzo en la escuela. Lo que trataban decirnos era que la comida cuesta y no debíamos desperdiciarla porque hay personas que no tienen recursos para adquirirla.

Así como la comida, cualquier otro producto se debe aprovechar al máximo.

El que quiera azul celeste que le cueste

La lección detrás de estas palabras es que nadie más que tú eres el responsable de cumplir tus deseos, sueños y metas.

Si quieres un teléfono de última generación, una computadora, un auto, independizarte o comprar una casa, debes trabajar para obtener dinero y entonces poder comprarte todo lo que quieras.

No eches el dinero en saco roto

Desde aquí te enseñaban a ser un maestro de las finanzas o a incitarte a invertir tu dinero. Al comprar, debes fijarte sea útil, que tenga un buen precio y que te guste.

De lo contrario sólo malgastas tu dinero en algo que no te servirá a largo plazo, o que no te generará ganancias en caso de que desees invertir en un negocio o en un producto financiero.

No gastes todo tu dinero

Probablemente cuando recibías el dinero de la cooperativa, tu “domingo” o como un regalo, tu mamá sentenciaba que no gastaras todo en dulces, chatarra o juguetes.

Buscaba transmitirte la importancia de ahorrar para que lograras comprar mejores cosas al juntar más cantidades de dinero, haciendo que la satisfacción sea más duradera y no efímera.

Ya tendrás hijos…

Esta es una clara lección de que en el futuro tú serás el único responsable de tus finanzas y en ese momento entenderás que muchas veces hay que hacer sacrificios. Por lo que tendrás que aprender a administrar tu dinero para cumplir tus metas y para no endeudarte, básicamente.

Piensa en tu futuro y lo que necesitarás, ya sin el apoyo de tus padres. Aporta a tu cuenta para el retiro, construye un patrimonio para poder dejar un legado a tus hijos.

Entonces, ¿cuáles son las lecciones que tu mamá te enseñó sobre finanzas mientras crecías? Ya sean buenas o malas, recuerda que sus lecciones no siempre son a propósito y son todo lo que saben.

 

 

 

Click to comment

Tu Hogar México es el portal #1 especializado en Desarrollos Inmobiliarios con más de 10 años de experiencia promocionando proyectos inmobiliarios en toda la República Mexicana.

Nuestro propósito es dar el mejor servicio de venta de inmuebles en México, acercando con calidad y confianza a desarrolladores y compradores, generando satisfacción total en nuestros clientes.

Derechos Reservados © 2016 Tu Hogar México

To Top