Tips

3 consejos para lograr una iluminación menos agresiva en tu casa

Hay demasiados detalles en la decoración de una casa que podemos dejar a la improvisación, pero la iluminación no debería ser una de ellas. Cuando se habla de cómo dar luz a tu hogar no te debes centrar únicamente en el diseño de las lámparas, sino en cómo esto afectará la luz a tus quehaceres diarios y cómo se verá tu hogar.

Además, una iluminación bien pensada favorece y fomenta una decoración armónica. Probablemente lo has visto alguna vez, una casa que está excelentemente decorada de día, cuando la luz natural se apodera de todo, y cuando llega la noche y enciendes la luz artificial, estéticamente no es tan agradable; los muebles no se ven tan bonitos como de día y da la sensación de estar viendo una versión desmejorada de lo que veías con luz natural.

¿A qué se debe? Esto tiene que ver con el tipo de bombilla, la orientación y los puntos desde los que alumbran. Es decir, una buena o mala iluminación puede cambiar por completo la apariencia de una casa.

Aquí 3 consejos útiles:

No pongas iluminación general

El tener un par de lámparas potentes en el techo que iluminen por igual toda la estancia suele ser una mala idea. Llenar la casa de luz artificial es exagerado, pues parece un faro lumínico desde el techo.

Cuando se habla de iluminación es igual de grave tener exceso y carencia. Si se ilumina la estancia “imitando” la luz que se recibe de día, se comete un error grave. Se ha demostrado que la luz excesiva durante la noche provoca desórdenes del sueño, dolores de cabeza e irritabilidad.

Que no haya una sola forma de dar luz a tu casa

Juega con los puntos de luz, de forma que puedas sumar más o menos iluminación a la estancia en función de lo que estés haciendo y de las personas que se encuentren presentes. Si es un salón, no es la misma la luz que utilizarás para ver la televisión que para cuando tienes una reunión con tus amigos y familiares.

Cuando iluminas tomando en cuenta puntos de luz, se favorece un ambiente más cálido, haciendo que el espacio parezca mayor. Busca puntos de luz que se centren en zonas concretas de la casa y que no lleguen a sobrepasar una luminosidad que pudiera hacerse incómoda. Para ello puedes apoyarte en puntos de luz focal que hacen que se iluminen de forma muy concreta zonas definidas del espacio, creando rincones de luz que suman al resto de la estancia.

Acentúa zonas de tu casa

Utiliza la luz como marcador de aquellos detalles de tu casa que pueden sobresalir. Los focos sobre los cuadros son una idea que nunca falla, ya que son luces que no recaen sobre ti, sino que funcionan como pantalla, haciendo rebotar la luz en el cuadro y produciendo una suma que dará luz al resto de la casa.

De igual forma, cuando colocas luces orientadas hacia muebles en específico, estás haciendo que la luz se propague de forma indirecta a su alrededor. Ten en cuenta para esto el color de los muebles sobre los cuales recaerá la luz y juega con estos, pon atención en el color de la bombilla, ya que puedes crear un entorno aún más cálido si la luz es anaranjada, por ejemplo.

Esperamos estos consejos te sean útiles para que puedas renovar tu casa y notarás que con estos pequeños cambios lograrás grandes cosas en la decoración de tu hogar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Click to comment

Tu Hogar México es el portal #1 especializado en Desarrollos Inmobiliarios con más de 10 años de experiencia promocionando proyectos inmobiliarios en toda la República Mexicana.

Nuestro propósito es dar el mejor servicio de venta de inmuebles en México, acercando con calidad y confianza a desarrolladores y compradores, generando satisfacción total en nuestros clientes.

Derechos Reservados © 2016 Tu Hogar México

To Top